PSG y Real Madrid se verán las caras este miércoles 18 de septiembre, a partir de las 21:00 horas, en el Parque de los Príncipes. El sorteo de la jornada inaugural de la Champions ha sido caprichoso al juntar a 2 de los grandes candidatos para alzarse con el título. Los merengues son los reyes de la competición, pese a lo sucedido durante el pasado curso, mientras que los galos desean dar al fin ese paso al frente tan necesario.

Thomas Tuchel todavía tiene grabado a fuego lo que ocurrió con el Manchester United, en este mismo escenario, durante el compromiso de vuelta de los octavos de final de la pasada campaña. Y qué decir de la parroquia merengue con el batacazo en el Santiago Bernabéu ante el Ajax de Ámsterdam, digerido con una ligera satisfacción por el nuevo fiasco del FC Barcelona en Anfield contra el vigente campeón: el Liverpool.

No obstante, el duelo será especial, emotivo y motivador para un jugador en concreto. Se trata de Keylor Navas, el portero titular en la consecución de las 3 ’orejonas’ de manera consecutiva. De todos modos, ha tenido que hacer las maletas desde Concha Espina hasta la glamurosa pasarela de París. El PSG llevaba tiempo reclamando disponer de un cancerbero de plenas garantías (Gianluigi Buffon llegó demasiado tarde).

Tampoco se puede obviar el papel de Alphonse Areola en esta historia de amor-odio entre 2 de las principales capitales del planeta. El ex del Villarreal verá el espectáculo desde el banquillo, dado que Thibaut Courtois es indiscutible para Zinedine Zidane y, por ende, para Florentino Pérez. Keylor, un arquero realmente infravalorado por momentos, ha demostrado ser un gigante y crecerse en instantes de adversidad. ¿Se tomará su vendetta particular frente a los que han sido sus compañeros?