La cuarta jornada de la fase de grupos de Liga de Campeones ya es historia. A lo largo de los dos últimos días hemos sido testigos de algunos encuentros apasionantes. La máxima competición continental es también la ocasión ideal para que las grandes estrellas puedan lucir bajo focos de todo el mundo.

Comenzamos como siempre nuestro once por la portería, en este caso destacando al veterano Silvio Proto, portero de Olympiacos que fue capaz de mantener su meta a cero ante el FC Barcelona el martes. Alessandro Florenzi ocupa el lateral diestro por su gran actuación para la Roma, mientras que el zurdo solamente podía ser para Layvin Kurzawa (PSG), autor de un hat-trick, algo nada habitual para un carrilero. El eje de la zaga lo componen los goleadores Clément Lenglet (Sevilla) y John Stones (Manchester City).

La medular la compone en primer lugar Joao Moutinho, que a pesar del empate del Mónaco en casa del Besiktas (1-1), fue el mejor del cuadro monegasco. Junto a él están Christian Eriksen, que marcó ayer para el Tottenham el tercero de la goleada al Real Madrid tras una gran contra; y Éver Banega, el mejor del Sevilla en el Sánchez Pizjuán y autor de uno de los golazos de la jornada europea.

En la línea de ataque tenemos a Marlos, que marcó dos goles para el Shakhtar Donetsk en la contundente victoria del equipo ucraniano ante el Feyenoord (3-1). Otro que hizo dos dianas fue Dele Alli, que doblegó al Real Madrid con sus dianas y su gran encuentro. Y el tercer atacante que también firmó un doblete fue Stephan El Shaarawy, en su caso para liquidar al Chelsea.