La quinta jornada de la fase de grupos de la Champions League ya es historia. Tras dos días cargados de intensos partidos, llega el momento de hacer un repaso de lo acontecido y de poner en valor la actuación de aquellos jugadores que han aprovechado este magnífico escenario para dar buena cuenta de su talento.

Como se podía esperar, la portería de nuestro once tipo aparece ocupada por el costarricense Keylor Navas, responsable en gran medida del importante empate obtenido por el Paris Saint-Germain en su visita al Santiago Bernabéu. Por delante del tico, cuatro zagueros que también completaron su trabajo defensivo con solvencia y se sumaron al ataque con eficacia: el carrilero diestro Serge Aurier (Tottenham); los centrales Matthijs de Ligt (Juventus) y Sven Bender (Bayer Leverkusen), y el incansable lateral zurdo José Luis Gayá (Valencia).

La medular quedaría en manos de tres futbolistas que brillaron con luz propia en sus respectivos duelos y que además lograron ver puerta: el galo Corentin Tolisso (Bayern Múnich), el marroquí Hakim Ziyech (Ajax de Ámsterdam) y el sueco Emil Forsberg (RB Leipzig). Especialmente significativa fue la actuación de este último, ya que gracias a su acierto ofensivo, el cuadro germano logró igualar el marcador ante un Benfica que había cobrado una ventaja de dos tantos.

Finalmente, para la delantera, nos hemos decantado por tres jugadores que se encuentran en un sensacional momento de forma: el argentino Leo Messi (FC Barcelona), el francés Karim Benzema (Real Madrid) y el polaco Robert Lewandowski (Bayern Múnich), quien fue capaz de endosarle cuatro tantos al Estrella Roja.