La segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones ya nos ha dejado nuevos resultados contundentes, otros inesperados y varios jugadores brillando con luz propia. De hecho hemos tenido que dejar fuera a varios futbolistas que merecían entrar en el once, como Edin Dzeko, autor de un triplete y que en otra jornada hubiera estado sin problema.

La portería es para Iker Casillas, que con el Oporto volvió a brillar en este torneo que ya ha conquistado en tres ocasiones. En la defensa tenemos a Alessandro Florenzi (AS Roma), Kalidou Koulibaly (Nápoles), Leonardo Bonucci (Juventus de Turín) y Jordi Alba (FC Barcelona). Todos ellos fueron fundamentales en las victorias de sus equipos.

En el centro del campo nos hemos decantado por Allan, que firmó una gran actuación dominando el centro del campo para el Nápoles, que se impuso al Liverpool. Lo acompañan David Silva, héroe del Manchester City en Hoffenheim; y también Paulo Dybala, que con un triplete liquidaba al Young Boys suizo el martes.

El ataque ha estado cotizado esta jornada y tenemos en este caso a tres figuras de talla mundial. Antoine Griezmann lideró al Atlético de Madrid con sus dos goles, igual que un Lionel Messi que también mandó dos balones al palo en su exhibición en Wembley. Y por último tenemos a Neymar, delantero brasileño del PSG que firmó un hat-trick ante el modesto Estrella Roja.