La tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones ya nos ha dejado nuevos resultados contundentes, otros inesperados y varios jugadores brillando con luz propia. De hecho han debido quedarse fuera jugadores que estuvieron a un buen nivel como Neto, Iker Casillas o Luis Suárez.

La portería es para David De Gea, quien pese a la derrota del Manchester United ante la Juventus de Turín (0-1) rindió a un nivel excelente. Lo acompañan en defensa Pavel Kaderabek (Hoffenheim), Zagadou (Borussia de Dortmund), Kalidou Koulibaly (Nápoles) y un gran Achraf Hakimi (Borussia de Dortmund).

El centro del campo es en este caso para Allan (brillante en el empate del Nápoles en París), Fabinho, que al fin empieza a ser determinante con el Liverpool; y por último Arthur Melo, que ha enamorado ya al Camp Nou con su manejo del juego para el FC Barcelona.

Por último estamos en el ataque con Edin Dzeko, de nuevo letal para la Roma en su victoria frente al CSKA de Moscú. Junto al bosnio Mohamed Salah, autor de un doblete para el Liverpool, y Corona, también importante en el triunfo del Oporto.