Liverpool 1-1 Nápoles

Un gol de Dejan Lovren en el 65 evitó la derrota de un Liverpool que durante muchos minutos vio peligrar no solo la suerte del partido sino también su rumbo en la máxima competición continental. El certero cabezazo del croata, que tuvo que ser validado por el VAR, propició un empate a uno que permite a los reds mantener el primer puesto del Grupo E, pero que les obliga a superar al competitivo RB Salzburgo en la última jornada para mantener tanto el primer puesto como su condición de conjunto clasificado para octavos de final.

Por su parte, el Nápoles alcanzará esa última jornada con la sensación de tener la clasificación a tiro, ya que se medirá al Genk, escuadra que no ha obtenido ni una sola victoria en lo que llevamos de torneo y que, por tanto, ya no se juega absolutamente nada. El gol de los celestes, que actualmente son segundos, llevó la firma del belga Dries Mertens (20’).

Slavia Praga 1-3 Inter

El Inter de Milán se jugará el pase a octavos de final de la Champions League en la última jornada de la fase de grupos. Los nerazzurri, que llegaban al choque con la necesidad imperiosa de ganar, se adelantaron en el marcador en el arranque del partido, gracias al acierto de Lautaro Martínez (19’), pero tras ver como Tomas Soucek igualaba la contienda desde el punto de penalti (37’), tuvieron que esperar hasta la recta final para obtener el ansiado triunfo. Los goles que finalmente dieron la victoria a los de Antonio Conte llevaron el sello del belga Romelu Lukaku (81’) y de, nuevamente, el argentino Lautaro Martínez ( 89’).

Para poder disputar la siguiente ronda de la máxima competición continental, los transalpinos necesitan obtener al menos un empate en su choque contra el FC Barcelona dentro de 15 días o esperar a que el Borussia Dortmund no sea capaz de superar al Slavia de Praga.

Lille 0-2 Ajax de Ámsterdam

Tras superar con cierta comodidad al Lille en este quinto episodio, el Ajax de Ámsterdam alcanzará la última jornada de esta fase como líder del Grupo H. Aunque dependen de sí mismos para colarse en octavos de final, y hacerlo además como primeros de grupos, los holandeses tampoco podrán descuidarse, ya que una derrota ante el Valencia sumada a una victoria del Chelsea frente al Lille podría condenarles al tercer puesto. Los goles que dieron forma al triunfo del combinado neerlandés en su visita al Stade Pierre-Mauroy llevaron la firma de Hakim Ziyech (minuto 2) y Quincy Promes (59’).

RB Leipzig 2-2 Benfica

Dos goles del sueco Emil Forsberg en la recta final del partido (89’ y 96’) permiten al RB Leipzig presentarse en la última jornada de esta fase como líder del Grupo G. Gracias a estos tantos, el cuadro alemán enjugó la ventaja que había obtenido el Benfica e igualó un partido que se le había puesto muy cuesta arriba tras las dianas firmadas por el portugués Pizzi (20’) y el brasileño Carlos Vinicius (59’). Lógicamente, los germanos dependen de sí mismos para avanzar hasta la siguiente ronda; mientras que los lisboetas tendrán que superar al Zenit de San Petersburgo en el Estadio da Luz y esperar a que el Olympique de Lyon no sea capaz de derrotar a, precisamente, el Leipzig.

Genk 1-4 Salzburgo

Cómoda y convincente victoria del RB Salzburgo ante el Genk en un partido que se decantó a favor de los austriacos en la recta final del primer acto. El zambiano Patson Daka abrió el marcador en el 43’ y solo dos minutos más tarde fue el japonés Takumi Minamino el que consolidó la ventaja. Ya en el segundo periodo, el coreano Hwang (69’) firmó el 0 -3 y dio paso a un entretenido final de encuentro en el que hubo tiempo para disfrutar de un nuevo gol del emergente Erling Haland y del tanto del honor del cuadro belga, obra del tanzano Samata. Este marcador garantiza al cuadro centroeuropeo una plaza en la Europa League e, incluso, le da opción de soñar con los octavos de final de la Champions League. Eso sí, para ello deberán superar al Liverpool en el último asalto de esta fase.