La Liga de Campeones ha regresado y lo ha hecho por todo lo alto, ya que nos ha dejado 4 partidos para el recuerdo y algunas eliminatorias casi definidas. Muy mal se les tiene que dar a PSG y Bayern Múnich para no acceder a cuartos de final eliminando a FC Barcelona y Arsenal respectivamente.

Resultados más ajustados tienen Real Madrid y Benfica, si bien cuentan con una importante ventaja de cara a sus partidos de vuelta. Y es curioso porque todos los equipos que jugaban como local en esta primera mitad de los octavos de final han ganado sus partidos y han tomado ventaja.

Fueron los segundos clasificados en sus respectivos grupos en otoño, durante la primera fase del torneo. Esto sin duda puede desmontar un poco la idea de que es mejor jugar la vuelta en casa, y casaría más con la teoría actual que sostienen muchos entrenadores como Diego Simeone, que prefieren la ida en campo propio.

Este primer partido marca las diferencias y la tendencia en la eliminatoria, y en caso de prórroga permite al equipo que ha jugado la ida en casa tener una ligera ventaja como visitante si marca gol en ese periodo extra, por su valor doble en campo contrario. En cualquier caso veremos qué sucede con los partidos de la semana que viene.