La Liga de Campeones se ha convertido en una especie de obsesión para el FC Barcelona. Esa Copa tan linda, tal y como la calificó Lionel Messi, que se le resiste a la entidad presidida por Josep Maria Bartomeu desde el curso 2014-2015. Por aquel entonces, bajo la tutela de un Luis Enrique que afrontaba la primera de sus 3 campañas al frente del navío culé, que navegaba a la deriva a principios de enero y acabó materializando el segundo triplete de su historia (Liga, Copa del Rey y Champions) en junio.

No cabe duda que la suerte le fue esquiva al Barça en el sorteo de la fase de grupos de la Champions. Volvía a verse las caras con el Inter de Milán, un conjunto nerazzuri renovado de la mano de Antonio Conte. En lugar del Tottenham Hotspur, los de azul y grana medirían sus fuerzas con las del Borussia Dortmund, al tiempo que el Slavia de Praga era, sobre el papel, el rival más asequible para acceder a los octavos de final.

Aun así, la realidad está superando a la ficción. Los culés se han situado en la primera plaza del Grupo F con 8 puntos de 12 posibles, dejando vibraciones negativas al no pasar del empate a nada en el Camp Nou contra el plantel checo. A continuación, el Dortmund (7) de Lucien Favre amenaza el liderato del FC Barcelona, ya que visitará la Ciudad Condal en la quinta cita de la ronda inicial de la mejor competición de clubes a nivel continental. Asimismo, el Inter (4) de Conte se desplazará a Praga con la obligación de ganar en el feudo del Slavia (2) si desea aspirar a la fase decisiva del torneo (ambas escuadras firmaron tablas en el Giuseppe Meazza).

En el recuerdo, por mucho que se haya trabajado al respecto, seguirán los batacazos de las campañas anteriores en Roma (cuartos) y Anfield (semifinales). Una pesadilla que el Barça desea erradicar de raíz con la finalidad de demostrar que es uno de los firmes candidatos a suceder, precisamente, al Liverpool en el trono de la prestigiosa Liga de Campeones. ¿Serán capaces Valverde y sus pupilos de alzarse con dicha corona en la final que se disputará en Turquía?