Los máximos favoritos de la noche de este martes 22 de octubre (incluyendo al Real Madrid en Estambul) han superado sus respectivas pruebas para obtener los 3 puntos en la tercera jornada de la fase de grupos de la Champions. Algunos, como PSG, Tottenham Hotspur y Manchester City, con más facilidades que Bayern Múnich o Juventus de Turín, que han sufrido de lo lindo para materializar la victoria. Raheem Sterling y Kylian Mbappé (que fue suplente) han brillado con luz propia al firmar sendos hat-tricks en sus compromisos.

Brujas 0 – 5 PSG

El PSG, líder de su grupo (el del Real Madrid), visitaba al Brujas con el propósito de, como mínimo, sumar un botín positivo para dar un paso al frente en sus aspiraciones de estar entre los clasificados para los octavos de final. De hecho, tras el triunfo de la primera jornada en el Parque de los Príncipes frente al cuadro merengue, era consciente de la ventaja con la que partía para lograr la primera plaza. Ángel Di María, que está demostrando su protagonismo con motivo de las lesiones que están padeciendo los integrantes del tridente del plantel de Thomas Tuchel, le serviría el cuero en bandeja de plata a su compatriota Mauro Icardi (está reemplazando a las mil maravillas a Edinson Cavani) para poner por delante a los galos (7’).

Kylian Mbappé, que entró en la segunda mitad al césped en detrimento de Eric Maxim Choupo-Moting, asestó un nuevo zarpazo que dejó totalmente noqueado al equipo belga (61’). Acto seguido, el francés le regalaría a Icardi el doblete en su cuenta particular (63’). Mbappé revolucionó por completo el choque porque anotó su segundo tanto en el feudo del Brujas (79’), aprovechando otra asistencia de Di María, a lo que hay que añadir que el ex del AS Mónaco también había obrado un pase de gol para Icardi. Por si fuera poco, Kylian estamparía su hat-trick de goles y Di María, imperial en todo momento, su triplete de asistencias (83’). El PSG camina con paso firme para ser primero de grupo.

Tottenham Hotspur 5 – 0 Estrella Roja

Necesitaba el Tottenham recuperar sensaciones, especialmente después de la goleada encajada delante de su afición contra el Bayern Múnich. Además, tampoco le estaban yendo mucho mejor las cosas a los pupilos de Mauricio Pochettino en la Premier League. El Estrella Roja, que el curso pasado estuvo integrado en el grupo de Nápoles, Liverpool y PSG, se desplazaba a Londres con el objetivo de agravar la crisis de los británicos. Aun así, Harry Kane (9’) y Son Heung-min por partida doble (16’ y 44’) dejaron la historia prácticamente vista para sentencia antes del descanso. Por si había alguna duda al respecto, Erik Lamela se encargaría de disiparla por completo al poco de arrancar el segundo acto con el cuarto tanto de los locales (57’). Kane sería el encargado de redondear la goleada, además de firmar su segundo gol del encuentro, igual que Son (72’). Por tanto, victoria que alivia en demasía a un equipo que está viviendo una delicada tesitura este curso.

Olympiakos 2 – 3 Bayern Múnich

El Bayern Múnich, que venía de ceder un empate prácticamente sobre la bocina en el feudo del Augsburgo en la Bundesliga, visitaba Grecia con la consigna bien aprendida después de lo que le sucedió al Tottenham Hotspur en la jornada inaugural de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Sería el Olympiakos el que tomaría ventaja en el electrónico, dado que un viejo conocido de nuestra Liga como Youssef El-Arabi (Granada) superó a Manuel Neuer para subir el 1 – 0 al luminoso (23’). No obstante, Robert Lewandowski, el máximo artillero de los bávaros, se benefició de una asistencia de Thomas Müller para empatar la contienda antes del entreacto (34’). Una vez más, la conexión Müller-Lewandowski se asociaría para que el alemán le regalara la segunda diana de la noche para el Bayern al polaco (62’). Daba la sensación que Corentin Tolisso sentenciaba la contienda (75’), pero Guilherme dos Santos Torres le dio motivos para creer a la hinchada local (79’). Victoria trabajada y sufrida de los muniqueses, pero más que necesaria para reforzar a Niko Kovač.

Manchester City 5 – 1 Atalanta

El Manchester City contaba sus encuentros en Champions por victorias, por lo que deseaba mantener esa dinámica tan positiva en el Etihad Stadium con motivo de la visita de Atalanta, que había dado su brazo a torcer en ambos compromisos. Se adelantaría el cuadro italiano desde el punto fatídico, ya que Ruslan Malinovskyi (28’) engañó por completo a Ederson Moraes. Aun así, poco tardaría Sergio Agüero en darle la vuelta al compromiso antes de emprender el camino hacia el túnel de vestuarios con un doblete en menos de 5 minutos (34’ y 38’). Si el ’Kun’ fue el protagonista en el tramo decisivo de la primera mitad, Raheem Sterling emergería para evidenciar que es una de las estrellas que tiene Pep Guardiola a su entera disposición. Hat-trick del extremo en poco más de 10 minutos para noquear por completo a las tropas de Gian Piero Gasperini, que no han sumado ningún punto hasta ahora en el Viejo Continente (como el Bayer Leverkusen).

Juventus de Turín 2 – 1 Lokomotiv de Moscú

El Lokomotiv de Moscú sabía a la perfección la dificultad que entrañaba la cita en Turín frente a la Juventus, pero ya había dado claras muestras de poder sorprender a más de uno (como hizo con el Bayer Leverkusen en Alemania). La Vecchia Signora conocía de antemano la victoria del Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano, pero Alekséi Miranchuk avanzó a los rusos a la media hora de partido para incredulidad de la afición bianconeri. La desesperación se estaba apoderando de los hombres encabezados por Maurizio Sarri, pero acudiría Paulo Dybala al rescate de los suyos con un doblete que materializó en los compases definitivos de la batalla (77’ y 80’), haciendo positivas las asistencias de Juan Guillermo Cuadrado y Alex Sandro. Curioso que ’La Joya’, que estuvo en la rampa de salida durante el mercado veraniego, haya liderado la remontada contra el Lokomotiv.