Es ya un clásico de las galas de la UEFA en Mónaco, celebradas en el Forum Grimaldi el último jueves del mes de agosto. Al acabar el sorteo de la fase de grupos, se procede a entregar el galardón a Mejor Jugador de la UEFA correspondiente a la temporada pasada, normalmente para un futbolista que brillase en la Champions League.

Como ganador de la pasada edición con la final celebrada en Madrid, Virgil Van Dijk partía como favorito al premio por delante de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, sus dos competidores y los ganadores en los años precedentes, excepto el pasado cuando el premio fue para Luka Modric. Los delanteros de FC Barcelona y Juventus de Turín firmaron grandes registros goleadores pero no lograron acceder a la final.

Y por ese motivo el holandés ha sido finalmente el elegido, tras un bonito momento entre el argentino y el portugués que han confesado la admiración que se demuestran en el Forum Grimaldi. Pero los resultados pesan más y este año el zaguero se ha ganado el derecho a ser considerado Mejor Jugador de Europa en el curso 2018-2019.