Sensacional giro de timón el que dio el grupo H en su primera jornada. La sorprendente derrota de Colombia frente a Japón, así como la victoria de Senegal sobre la Polonia de Robert Lewandowski, pusieron todo patas arriba cuando todavía restaban dos jornadas más por disputarse. Por si esto fuera poco, el empate entre asiáticos y africanos convertían el choque entre Colombia y Polonia en el primero de los dieciseisavos del Mundial. Convertido en un auténtico “quien pierde paga”, el choque entre colombianos y polacos podría traducirse en el que sería el conjunto que accedería a la siguiente fase de este interesante torneo que se está caracterizando por su tremenda igualdad.

Salió mucho mejor una selección colombiana en la que Pekerman decidió apostar por la presencia de James Rodríguez y Quintero. De este modo, quedaba muy clara la idea del técnico argentino de promover un juego creativo y de control con el que poder derribar la resistencia de una escuadra polaca que apenas contaba con argumentos para hacerse acreedora de la victoria.

Colombia, dominio total

Absoluto dominador de una primera parte que podría haber finalizado con un margen a su favor sensiblemente mayor, Colombia obtuvo recompensa a su asedio en el minuto 40. Fue gracias a un sensacional testarazo del zaguero Yerry Mina, futbolista del FC Barcelona que después de ser suplente en el primer choque hoy salió de inicio y remachaba de un modo sensacional un espléndido pase de James Rodríguez.

Este resultado favorable a los cafeteros provocaba que la escuadra capitaneada por Robert Lewandowski se viera obligada a dar un paso al frente tras la reanudación. Sin embargo, esto no fue así. Los polacos apenas generaban peligro y según avanzaban los minutos todos los ojos estaban puestos en la posible sentencia por parte de Colombia. Y fue así. Era el minuto 70 cuando Radamel Falcao recogía una sensacional asistencia de Juan Fernando Quintero para poner el 2-0 en el marcador y dejar prácticamente sellada la eliminación de Polonia. Pese al indudable nivel que ha exhibido tanto a nivel de club como de selección, curiosamente se trataba del primer tanto del futbolista del Mónaco en un Mundial.

Sin embargo, la victoria de Colombia no se quedó ahí. Y es que Juan Guillermo Cuadrado hacía aún más honda la distancia en el marcador para poner el 3-0 en el 76. Pese a la brillante definición del volante, gran parte de culpa de su tanto la tuvo un James Rodríguez que realizó un pase repleto de calidad para que el jugador de la Juventus se quedará prácticamente solo. Con esta victoria, la selección de Pekerman se la jugarán ante una siempre incómoda Senegal en lo que se antoja una auténtica final.

MVP | Juan Fernando Quintero, pura magia

El seleccionador de Colombia Pekerman dejó bien a las claras sus intenciones con respecto al choque ante Polonia apostando por la imaginación, técnica y calidad de Juan Fernando Quintero y James Rodríguez. Y lo cierto es que ambas piezas le dieron la razón. Protagonistas de un encuentro excepcional en la medular de su selección, los dos jugadores rayaron a un más notable nivel. Especialmente bueno fue el choque de un Quintero que en los 70 minutos que estuvo sobre el césped culminó un partido para enmarcar y completó con una excepcional asistencia a Falcao para el 2-0.