Apenas veinte minutos. Esto es lo que ha durado el choque que hoy enfrentaba a Inglaterra y Panamá. Después de una primera jornada en la que sufrió mucho más de lo esperado para deshacerse de Túnez y en la que emergió la cabeza salvadora de Harry Kane, la escuadra británica no ha tenido apenas problemas para deshacerse de una débil Panamá y colarse en los octavos de final.

Bélgica ayer y hoy Inglaterra han dejado bien a las claras las más que notables diferencias que hay entre ellos y sus rivales de grupo. Así, si ayer los diablos rojos ya dejaron bien a las claras cuáles son sus planes cerrando una espectacular goleada ante Túnez (5-2), los de Gareth Southgate no han querido quedarse atrás y han dado buena cuenta de sus rivales de hoy con una goleada absolutamente espectacular.

El zaguero del Manchester City John Stones en el minuto 8 rematando de cabeza la salida de un córner y Harry Kane desde el punto de penalti en el 22 rompieron un choque que desde ese momento únicamente dejaba cómo mayor incógnita cuál sería la diferencia final en el marcador y si Inglaterra afrontaría la última jornada ante Bélgica con una diferencia mayor de goles que los de Roberto Martínez, algo que le permitiría pasar a octavos como primero con el empate.

A tenor de cómo finalizaba la primera parte, todo hacía prever que los Pross lograrían su objetivo. Y es que antes de que el árbitro decretara el descanso, la selección de Inglaterra había tenido tiempo para sumar otros tres goles (sensacional golpeo de Lingard para el 3-0, John Stones aprovechando un rechace dentro del área para el cuarto y Harry Kane nuevamente desde el punto de penalti). El 5-0 con el que acabaron los primeros 45 minutos dejaba igualada la diferencia de goles (+6) tanto de Bélgica como de la propia Inglaterra. Mientras tanto, el goleador inglés del Tottenham se situaba como máximo goleador del campeonato junto a Cristiano Ronaldo y Romelu Lukaku.

Segunda mitad sin historia

El segundo tiempo fue una faena de aliño para una escuadra inglesa que todavía tuvo tiempo para seguir ampliando su ventaja. Así, Harry Kane –prácticamente sin querer- hacía el sexto de la tarde y además de situarse como máximo goleador del Mundial acercaba a los suyos a la primera plaza del grupo. El veterano de 37 años Felipe Baloy en el minuto 78 hacía historia en el fútbol de Panamá marcando el primer gol de este combinado en la historia de los Mundiales y disparando la alegría de sus aficionados pese a lo sonrojante de la derrota (6-1).

Con los mismos puntos, una diferencia de +7 goles y nueve goles a favor, Bélgica e Inglaterra llegan al último y decisivo partido completamente igualados, por lo que en caso de empate en este choque el primer puesto lo determinaría el fair play. Sin embargo, acceder como líder se antoja un caramelo envenenado dada la parte del cuadro en la que se encontraría el que lo lograra.

MVP | Harry Kane se dispara

Apenas ha participado en el juego. Sin embargo, el delantero inglés Harry Kane no ha necesitado hacer prácticamente nada para sumar un excepcional triplete y situarse como máximo goleador del Mundial con 5 goles en dos partidos. Autor de dos tantos de penalti en la primera mitad, el futbolista del Tottenham completó su actuación sumando su tercer tanto en el minuto 62 de forma involuntaria al tocar un duro disparo de Ruben Loftus-Cheek desde fuera del área.