Francia llega a la cita de Rusia como subcampeona de Europa, con el recuerdo amargo de aquella final de 2016 perdida ante Portugal en casa. Pero también con un equipo que sigue siendo joven pero ha adquirido más experiencia, y que de la mano de Didier Deschamps quiere hacer historia.

Como les sucede a todos los campeones del mundo, y Francia lo es desde 1998, nadie se conformará con otra cosa que no sea el título. Y desde luego tienen los bleus una gran generación de jugadores con cualidades para pelear por la victoria. Hemos tenido que dejar de lado a algunos como Hugo Lloris, Raphaël Varane o Samuel Umtiti, y nos hemos quedado con estos tres.

Antoine Griezmann (26 años, Atlético de Madrid):

Ya que Karim Benzema lleva mucho tiempo ausente de la selección, la gran figura que se erigió en su ausencia sigue siéndolo. El colchonero es una pieza clave en el entramado ofensivo de Didier Deschamps, y buena parte de las opciones de su combinado nacional de triunfar en este Mundial pasan por sus botas.

Seguramente en la cita de Rusia acompañará su participación de rumores sobre su futuro, a menos que lo haya resuelto antes. Es uno de los mejores delanteros del planeta fútbol y afrontará esta cita a una edad idónea de madurez. Debe ser su Mundial.

Paul Pogba (24, Manchester United):

Una lesión le ha impedido tener más continuidad en esta temporada, y además han aparecido recientemente algunas informaciones que indicaban que no terminaba de estar a gusto en el equipo de José Mourinho. Pero nadie puede dudar de la calidad de este completo centrocampista, que en 2016 fue el fichaje más caro de la historia hasta que lo superó Neymar.

Formado en el seno de los diablos rojos, brilló después en las filas de la Juventus de Turín, para regresar a Old Trafford como una estrella. Lo es también de la selección de Francia, donde si logra estar a su mejor nivel ayudará notablemente a los bleus a intentar conseguir su segundo Mundial.

Kylian Mbappé (19, PSG):

La carrera de este joven delantero está siendo meteórica. Se presentó para el gran público hace un año en una eliminatoria de Champions League ante el Manchester City y desde entonces no ha parado de crecer. En verano protagonizó otro fichaje muy mediático que acabará dentro de pocos meses en un traspaso millonario.

Será su primer Mundial, seguramente el debut de muchos más que estarán por venir. No tiene quizás tanta urgencia por brillar como les sucede a otras figuras ya consagradas, puesto que será su primera toma de contacto con una cita de estas dimensiones. Sin embargo esto podrá jugar a su favor si logra exhibir su mejor versión al no tener presión.

Mira aquí el análisis del resto de selecciones.