En las últimas horas, la prensa que sigue la actualidad del FC Barcelona ha asegurado que la directiva del club azulgrana ya ha mantenido los primeros contactos con el entorno de André Onana. Los culés creen que ,en caso de que Jasper Cillessen abandone la entidad en verano, el arquero camerunés resultaría un recambio de absolutas garantías.

Consciente del interés que suscita su pupilo, los dirigentes del Ajax de Ámsterdam han decidido poner en marcha un plan para evitar que el africano siga el mismo camino que en verano tomará el centrocampista Frenkie de Jong y que también podría transitar otro de los talentos de su escuadra, el zaguero Matthijs de Ligt.

Según cuenta Marca, la entidad neerlandesa se reunirá en breve con el agente del cancerbero, Albert Botines, y le propondrá ampliar el contrato de su cliente por un año más (el actual acaba en 2021). Lógicamente, la renovación conllevaría un importante aumento de sueldo, pero también la inclusión de una cláusula por la que el jugador se comprometería a permanecer como mínimo un año más en el cuadro holandés.

Si Onana acepta el trato y Cillessen abandona el Barça en verano, los blaugranas se verían obligados a descartar al excanterano y a explorar otras vías. Sin ir más lejos, ayer mismo también se pusieron sobre la mesa los nombres de Pau López (Real Betis), Koen Casteels (Wolfsburgo) o el meta del filial Iñaki Peña.