Nueva oportunidad para seguir de primera mano las evoluciones de la selección de Francia. La anfitriona ha disputado su tercer partido en esta Eurocopa en la que no ha terminado de mostrar el nivel esperado. De este modo, después de tener que esperar hasta la recta final en los envites frente a Rumania (1-0 con gol de Payet) y Albania (2-0 merced a los tantos de Griezmann y Payet), la escuadra de Didier Deschamps comparecía hoy en el césped de Lille con la intención de sumar una nueva victoria que le confirmase como líder del grupo A. Frente a los galos se encontraba una Suiza que ya acumulaba 4 puntos y tenía la clasificación en la mano. Nadie duda que Francia puede alzarse con la Eurocopa. La anfitriona puede presumir de una plantilla más que notable en la que pese a la ausencia de varias piezas que podrían ser importantes (Karim Benzema, Raphaël Varane, Kevin Gameiro...) se encuentran varios de los jugadores más importantes en el panorama internacional. Sin embargo, los de Didier Deschamps deberán mejorar más que significativamente su rendimiento si quiere imponerse a otras favoritas como España o Alemania.

El partido de hoy no alimentará la ilusión de sus aficionados. Pese a que ha lanzado tres tiros a los palos y ha generado un notable peligro en el área suiza, los galos no se encuentran excesivamente cómodos cuando tienen que llevar el control del partido. Cuando roba el esférico al rival en zona de medios protagoniza unas transiciones muy rápidas que le dejan en área rival en segundos, cuando tiene que crear el juego hablamos de algo muy distinto. Salieron con mucho brío los galos por medio de un Paul Pogba que evidenciaba sus ganas de reivindicarse después de un primer encuentro gris y ser suplente en el segundo. El jugador de la Juventus monopolizaba el juego y en los primeros 18 minutos ya había lanzado hasta tres tiros peligrosos a la portería de Sommer. Se vivía un encuentro de ida y vuelta que favorecía a los intereses del conjunto de Deschamps, aunque con el paso de los minutos -y mientras las camisetas helvéticas se rompían hasta en cuatro ocasiones- el juego se ralentizaba y todo hacía prever que el resultado final sería el de un empate que colmaba con las expectativas de ambos. La tendencia no hizo si no confirmarse en el segundo tiempo y las ocasiones iban menguando hasta la llegada del final del encuentro. Así, mientras los franceses consolidaban el primer puesto y cerraban un cruce mucho más sencillo para octavos de final, los helvéticos entran en la siguiente fase como segundos del grupo.

Mientras tanto, en Lyon Albania ponía los clavos sobre la tumba de Rumanía en este campeonato. Los rumanos, que tuvieron al alcance de la mano la posibilidad de sumar un punto en su debut frente a Francia y llegó a ponerse por delante en el marcador ante Suiza, no han tenido demasiada fortuna en tierras francesas durante el torneo. Así, los albaneses se pusieron por delante en el marcador merced a un tanto de Sadiku que terminó por traducirse en la victoria que la deja con tres puntos. Ahora la selección de Albania tendrá que estar muy atenta a los resultados en el resto de grupos para ver si entra en los octavos de final como uno de los mejores terceros.

Clasificación Grupo A

EquipoPuntosDiferencia goles
Francia73
Suiza51
Albania3-2
Rumania1-2