Desde que comenzó a competir como nación independiente, la República Checa no se ha perdido ninguna cita continental. Es más, en estos 20 años, ha alcanzado unas semifinales (2004, ante Grecia) y un subcampeonato. Ocurrió en 1996, cuando un gol de oro de Oliver Bierhoff, que supuso el 2-1 final, dejó a los por entonces dirigidos por Dusan Uhrin y comandados por el incansable y casi mítico Karel Poborsky con la miel en los labios.

En su camino hacia la cita francesa, los checos han resultado un equipo imprevisible, capaz de empatar en casa ante Letonia o perder frente a Islandia, pero con la fortaleza necesaria para superar en los dos choques a Holanda o derrotar a Turquía en su feudo. Esa irregularidad tiene mucho que ver con el sistema de juego que propone Pavel Vrba. El seleccionador es un amante del fútbol ofensivo y sus ideas se han traducido en 19 goles a favor y 14 en contra, una cifra llamativa si la comparamos con cualquiera de los otros equipos que han liderado los respectivos grupos de clasificación (el siguiente en tantos encajados fue Irlanda del Norte, con 8). Precisamente por eso, por su condición de impredecible, Chequia pondrá en aprietos a más de uno...

- Petr Cech (33 años, Arsenal):

El pasado verano, y tras comprobar que Thibaut Courtois iba a complicarle considerablemente la presencia en los onces iniciales, Petr Cech decidió abandonar la disciplina del club que le había catapultado a la fama, el Chelsea, para iniciar una nueva aventura en el Arsenal. Gracias a ello, el de Plzen ha recuperado su habitual cuota de minutos y ha logrado mantenerse como uno de los mejores arqueros de la Premier League.

Por su experiencia acumulada tanto en las escuadras inglesas como en la selección (suma 118 internacionalidades), su capacidad de liderazgo y su fiabilidad bajo palos, el arquero debe ser el gran referente de un combinado que tendrá que sudar tinta para poder superar la fase de grupos.

- Vladimir Darida (25 años, Hertha Berlín):

El buen momento que atraviesa el Hertha Berlín tiene mucho que ver con el sensacional rendimiento de este completo mediapunta que destaca por su capacidad de sacrifico, su poderoso físico, su más que aceptable manejo de balón y su facilidad para pisar el área rival.

Forjado en el Viktoria Plzeň, el centrocampista pasó dos temporadas en el Friburgo (61 partidos, 11 goles) antes de ser contratado por un conjunto berlinés que apenas tuvo que pagar 3,5 M€ para hacerse con sus servicios. De su incansable labor en la parcela ancha y su habilidad para conectar medular y ataque dependerá en gran medida las posibilidades de ver a Chequia en octavos.

- Borek Dockal (27 años, Sparta Praga):

Cuatro goles y una asistencia en los 9 partidos disputados durante la fase de clasificación evidencian la importancia que ha adquirido este versátil futbolista en los planteamientos del combinado nacional. El actual futbolista del Sparta Praga es un fijo en los esquemas de un Pavel Vrba que valora considerablemente su compromiso, visión de juego y golpeo de balón.

Tras abandonar el Slovan Liberec en 2011 para enrolarse en las filas del Rosenborg noruego, Dockal decidió regresar a su país dos años más tarde, y ha sido en esta última etapa cuando ha dado un paso al frente y se ha consolidado como uno de los centrocampistas ofensivos más completos del torneo doméstico.

Artículos relacionados:

- Los nombres a seguir en la Eurocopa 2016: España

- Los nombres a seguir en la Eurocopa 2016: Turquía