Ya que ser primero de grupo garantiza el, al menos, esquivar a los conjuntos rebotados de la Champions League y a otros rivales de primer nivel, el Real Betis saltó al modesto Stade Josy Barthel -estadio con capacidad para apenas 8.500 espectadores- con la firme intención de obtener una victoria que le permitiese llegar al sorteo del lunes con una ligera sensación de alivio.

Por su naturaleza de equipo que domina la posesión y afronta los partidos con valentía y por el hecho de que su rival, el Dudelange, bastante tiene con haber llegado hasta este punto del torneo, el encuentro se tiñó de verde desde que el colegiado dio el pitido inicial. Eso sí, los restos de nieve y hielo que poblaban el maltrecho césped y la bien organizada defensa del rival provocaron que las ocasiones verdaderamente claras de los andaluces retrasasen su aparición hasta bien entrado el primer acto.

Fueron apenas tres. En las dos primeras (minutos 26 y 36), la buena colocación del meta Landry Bonnefoi se impuso a la pericia de un Loren que se limitó a disparar a puerta sin intención de buscar las cosquillas al arquero. En la tercera, el portero galo sí que tuvo que estirarse algo más para sacar junto al palo un disparo de falta de Joaquín que buscaba la base del poste (45’) y evitar que el 0-0 se alterase antes del tiempo de descanso.

No hizo falta ni el gol

Aunque el conjunto local adelantó algo sus líneas en busca de una victoria histórica, el segundo periodo se movió por los mismos derroteros. El cuadro español siguió dominando el balón a su antojo, pero entre que el terreno de juego no estaba para muchas florituras y que sus jugadores no terminaban de aclimatarse al gélido ambiente, las acciones ofensivas quedaron reducidas a varios centros sin demasiado peligro y a un par de golpeos a balón parado que no encontraron rematador.

En la fase final del choque, Quique Setién trató de dar un último impulso a su equipo y metió en el campo a Sergio León y Ryad Boudebouz, pero ni uno ni otro fueron capaces de desenredar la madeja. De hecho, la mejor ocasión del Betis en todo este periodo llevó la firma de un zaguero, Javi García, pero su potente cabezazo encontró la felina respuesta del omnipresente Bonnefoi (88’).

Por fortuna para los béticos, finalmente no hizo falta ni siquiera un gol para certificar la primera posición, ya que su principal contendiente, el AC Milan, se dejó esa posibilidad, y hasta la clasificación para dieciseisavos, en su visita a Olympiakos (3-1). Además, esa incapacidad para marcar sirvió para hacer feliz al modesto Dudelange, que ya puede presumir de ser el primer conjunto luxemburgués que se mete en una fase de grupos de una competición europea y además obtiene un punto.

Resultados 6ª jornada, fase de grupos:

GRUPO A

Ludogorets 1-1 FC Zurich

AEK Larnaca 1-5 Bayer Leverkusen

GRUPO B

Celtic 1-2 RB Salzburgo

RB Leipzig 1-0 Rosenborg

GRUPO C

Slavia Praga 2-0 Zenit

FC Copenhague 0-1 Girondins de Burdeos

GRUPO D

Dinamo Zagreb 0-0 Anderlecht

Spartak Trnava 1-0 Fenerbahçe

GRUPO E

Arsenal 1-0 Qarabağ

Sporting de Portugal 3-0 Vorskla

GRUPO F

Olympiakos 3-1 AC Milan

Dudelange 0-0 Real Betis

GRUPO G

Rapid Viena 1-0 Rangers

Villarreal 2-0 Spartak Moscú

GRUPO H

Lazio 1-2 Eintracht Frankfurt

Olympique de Marsella 1-3 Apollon

GRUPO I

Genk 4-0 Sarpsborg

Beşiktaş 0-1 Malmö

GRUPO J

Akhisar 0-0 Standard de Lieja

Sevilla 3-0 FC Krasnodar

GRUPO K

Dinamo de Kiev 0-1 Jablonec

Rennes 2-0 Astana

GRUPO L

Vidi 2-2 Chelsea

PAOK 1-3 BATE

Consulta las clasificaciones de todos los grupos