Fiel a su estilo, el Celta de Vigo saltó al césped con la intención de mandar, de dominar el balón y meter al rival en su campo. Iago Aspas se tiró al costado derecho para intentar sorprender entrando desde más atrás y fue el danés Daniel Wass quien se encargó de echar una mano a John Guidetti en la punta de ataque. El plan trazado por Berizzo tenía buena pinta, porque su equipo llegaba con bastante claridad hasta la frontal del área, pero lo cierto es que en el momento de dar el pase decisivo, sus hombres de ataque nunca terminaban de escoger la opción adecuada. Pese a su aparente ofuscación, una pared bien trazada entre Guidetti y Bongonda pudo acabar en el 1-0, pero el remate del belga, cuando tenía todo a favor, se marchó a las nubes.

Cuando más controlado parecía el choque, los vigueses se llevaron un inesperado jarro de agua fría. Una falta a favor que podía llevar peligro se transformó en una inesperada contra bien llevada por Marlos que, tras aprovechar el resbalón de su marcador y driblar a Sergio Álvarez, chutó a puerta. Su disparo fue despejado por Bongonda. que había puesto su velocidad al servicio de la defensa, pero el rechace le acabó cayendo a un Gustavo Blanco que terminó enviando la pelota al fondo de la red.

El tanto hizo mella en el ánimo celeste y, encima, liberó de ataduras a un Shakhtar que comenzó a moverse con soltura. Marlos pudo hacer el 0-2 tras un grave error del Tucu Hernández, pero su balón se estrelló en el cuerpo de Sergio, y poco después fue Dentinho quien no pudo finalizar otra buena llegada. Que se llegase al descanso con sólo un gol en contra fue lo mejor que les pudo pasar a los vigueses.

Recuperó el Celta el dominio del juego en el arranque de la segunda parte, pero lo cierto es que sus buenas intenciones siguieron quedando en nada por la falta de acierto en el siempre decisivo último pase. Por si fuera poco, Aspas, en su intento por echar una mano en la construcción, se alejó mucho del área, demasiado, y limitó el poder ofensivo de los suyos. Pese a todo, tanto Cabral como Guidetti estuvieron cerca de un gol que también pudo llegar de penalti si el colegiado se hubiese dignado a pitar un claro derribo al citado ariete sueco.

Sin grandes ocasiones que destacar y con la sensación de que el Shakthar, un equipo curtido en mil y una batallas europeas, se movía como pez en el agua en esta tesitura, el partido se fue consumiendo hasta su triste conclusión. Tocará remontar en Ucrania, pero para ello, los celtiñas tendrán que quitarse de encima de una vez por todas ese poso de tristeza que les comprime desde que el Deportivo Alavés les eliminó de la Copa del Rey.

Olympique de Lyon y Fiorentina dan un paso al frente, el Tottenham se atasca

En el resto de choques disputados a las 19:00 horas, destaca, sin duda, la victoria del Olympique de Lyon, escuadra que superó con claridad al AZ Alkmaar holandés a domicilio (1-3), gracias a, en gran medida, el acierto de Alexandre Lacazette (autor de dos tantos). También claro fue el triunfo del Rostov sobre el Sparta Praga (4-0), en la que fue la gran goleada de la jornada.

Por su parte, en el capítulo de sorpresas debe figurar la derrota del Tottenham en su visita al Gante. Los spurs, que viene rindiendo a un buen nivel en Premier League, no pudieron superar al cuadro belga y tendrán que sudar tinta para remontar la eliminatoria en White Hart Lane. Finalmente, en otro de los partidos interesantes de esta ronda, la Fiorentina tomó ventaja ante el Borussia M’Gladbach al obtener un importante 0-1 (gol de Federico Bernardeschi).

Resultados de dieciseisavos de final (ida):

- FC Krasnodar 1-0 Fenerbahçe

- Celta de Vigo 1-0 Shakhtar Donetsk

- Olympiacos 0-0 Osmanlispor

- Borussia MG 0-1 Fiorentina

- Gante 1-0 Tottenham

- AZ Alkmaar 1-3 Olympique de Lyon

- Astra Giurgiu 2-2 Racing Genk

- Rostov 4-0 Sparta Praga