Aunque ha lavado la cara al equipo y ha comenzado a imprimirle su propio sello, a Javi Calleja le queda mucho, muchísimo trabajo por hacer. El preparador ha optado por recuperar un esquema clásico, el 4-4-2, por dibujar un rombo en la medular y por devolver protagonismo a sus laterales, pero lo cierto es que sus jugadores aún están lejos de manejar la nueva máquina con la soltura esperada.

Ante el Slavia Praga, en un choque que llegaba tras dos victorias reconfortantes que hacían presagiar una buena noche para el Villarreal, volvió a constatarse que los castellonenses no terminan de encontrarse. De hecho, fue necesario que el rival se pusiese con dos goles de ventaja en el marcador para que Pablo Fornals y Manu Trigueros cogieran los mandos de la nave y dieran paso a la mejor versión del equipo.

Gracias a su arreón final, decorado con los goles del citado Trigueros y Carlos Bacca, el submarino amarillo echó el lazo a un partido que amenazaba con escaparse demasiado pronto y que el Slavia, sin hacer nada del otro mundo, dominaba por 0-2 a la media hora merced a un cabezazo certero de Tomas Necid y una jugada de tiralíneas completada por el portugués Danny.

Mejora el juego, pero no llega el gol

Reforzado moralmente por ese empate in extremis, el combinado español saltó al campo en la segunda parte con una actitud muy distinta. Los de Calleja comprendieron que no podían permitirse el lujo de jugar a medio gas y además de subir un punto su presión defensiva apostaron por mover el balón con mayor velocidad. Por momentos, el Villarreal fue otra vez el Villarreal de antaño y las ocasiones comenzaron a sucederse ante el estupor de un Slavia que optó por refugiarse en su área a la espera de tiempos mejores.

A la progresiva mejoría del equipo contribuyó en gran medida el paso al frente dado por Fornals y la entrada en escena de Denis Cheryshev -en lugar de un desdibujadísimo Roberto Soriano- y del congoleño Cedric Bakambu. El ariete, autor de los últimos cinco goles de su escuadra en el torneo de Liga, ocupó el espacio de Enes Ünal, futbolista que está aún a años luz de justificar los 15 M€ que supuso su fichaje.

A estos minutos brillantes sólo les faltó la guinda del gol. Los intentos se sucedieron por aire y tierra, pero tanto las buenas actuaciones del meta checo Jan Lastuvka como la falta de puntería de los rematadores evitaron que llegase justo en ese momento de máximo apogeo amarillo. De hecho, Calleja se vio obligado a dar entrada al eléctrico Samu Castillejo a 15 del final para evitar que los suyos bajasen el pistón.

En otros tiempos, con este nivel de juego, el Villarreal hubiese sacado el choque adelante, pero su versión actual, aún con el andamio a la vista, ni tiene la misma capacidad competitiva ni, sobre todo, la misma solvencia. Por eso, porque es un equipo a medio hacer, el partido acabó en empate, en unas tablas que dejan el grupo muy abierto y que obligan a los castellonenses a seguir sufriendo en busca de la clasificación.

El AC Milan no pasa del empate ante el AEK

Hasta ahora, el AC Milan había encontrado en la Europa League un excelente lugar para olvidar sus penas. Los rossoneri, que no terminan de encontrarle el punto a la Serie A, contaban sus dos primeros choques de este torneo por victorias y confiaban en que también el partido de la tercera ronda, ante el AEK, sirviese para digerir un poco mejor las dos derrotas consecutivas en Liga.

Nada más lejos de la realidad. Ante el cuadro otomano, los de Vincenzo Montella volvieron a mostrar un nivel de espesura considerable y apenas encontraron la forma de descomponer la figura a su rival. Aunque el empate sin goles no parece comprometer su presencia en la siguiente ronda, sí que evidencia que la extraordinaria inversión de más de 200 M€ en fichajes realizada en verano aún está muy lejos de dar los frutos esperados.

Marcadores 3ª jornada fase de grupos:

Astana 4-0 M. Tel-Aviv

Vardar 0-6 Real Sociedad

Zenit 3-1 Rosenborg

Zulte Waregem 1-1 Vitesse

Niza - Lazio

Zorya 2-1 Hertha

Östersund 2-2 Athletic Club

Olympique de Marsella 2-1 Vitória SC

Konyaspor 0-2 Salzburgo

Estrella Roja 0-1 Arsenal

BATE 1-0 Colonia

H. Beer-Sheva 1-2 Steaua Bucarest

Lugano 3-2 Viktoria Plzeň

Zlín 1-1 Copenhague

Sheriff 1-1 Lokomotiv Moscú

Atalanta 3-1 Apollon

Everton 1-2 Olympique Lyon

Austria Viena 1-3 Rijeka

AC Milan 0-0 AEK

Hoffenheim 3-1 İstanbul Başakşehir

Sporting Braga 0-2 Ludogorets

Dynamo Kiev 2-2 Young Boys

Skënderbeu 0-0 Partizan

Villarreal 2-2 Slavia Praga