Samuele Longo es a sus 25 años el gran referente ofensivo de un Girona que un año más está luchando por ascender a Primera División. El italiano se encuentra cedido por el Inter de Milán para el presente curso, pero no está siendo su primera aventura en el fútbol español.

Ya defendió anteriormente el delantero los colores de Espanyol (20 partidos, 3 goles) y Rayo Vallecano (9 encuentros), en dos temporadas en las que apenas pudo dejar huella. Era por aquel entonces una promesa del cuadro nerazzurro que necesitaba minutos, pero nunca llegó a explotar.

De hecho en sus otras cesiones que siguieron desde su paso por el club madrileño, concretamente en Hellas Verona, Frosinone y Cagliari, apenas sumó 3 dianas en otras tantas temporadas. Una desilusión tras otra para este atacante que fue considerado como una de las grandes perlas del Calcio.

Pero en la escuadra catalana parece haber encontrado al fin su lugar. Autor de 13 dianas en 33 partidos, se está consolidando como pieza fundamental en el combinado de Montilivi, que como decíamos antes pelea con muchas opciones de meterse en la máxima categoría. Sería sin duda el primer gran éxito profesional de un Samuele Longo que pese a sus complicados inicios no se ha rendido nunca.