Apenas unos meses. Eso es lo que previsiblemente durará la etapa de Adrián Ramos en el Granada. Llegado al conjunto nazarí el pasado mes de enero desde el Borussia Dortmund después que el Chongqing Dangdai Lifan se hiciera con sus servicios, el delantero de 31 años tuvo tiempo de sumar 4 goles y una asistencia en los 14 partidos que estuvo sobre el césped.

Pese a tratarse del factor diferencial del ataque de la escuadra nazarí, la prácticamente nula aportación del resto de compañeros impidió que los andaluces lograran concretar la permanencia. Así, después de varios giros de timón y un sinfín de cambios de entrenador, finalmente el equipo granadino volvió a dar con sus huesos en Segunda División.

Ahora, el rumbo que está tomando la situación con vistas a la próxima temporada no termina de convencer al internacional. Y es que según a podido averiguar Fichajes.com el jugador no está contento con el proyecto que está haciendo el Granada para intentar volver lo antes posible a Primera División. De este modo, la decisión por parte del jugador es cada vez más clara: no continuar en Los Cármenes y cambiar de aires dado que tenía otras expectativas muy distintas cuando aterrizó en el club. No cabe duda que después del buen rendimiento y brillantes registros durante toda su carrera profesional, novias no le van a faltar.