Bueno, bonito y barato. Esta es la condición que ofrece la Segunda División en muchas ocasiones y que la convierte en un mercado interesante para los equipos más modestos de la categoría de oro, cuyos recursos no siempre les permite acometer grandes inversiones. De esta manera, la explosión de jugadores en esta competición exporta una oferta interesante de futbolistas que los clubes de Primera pueden aprovechar y, si hay un elemento especialmente cotizado en la élite, es el olfato goleador.

En la actual edición de LaLiga 123, varios nombres han despertado un atractivo especial por su constante llamada a ver puerta y que, por condiciones, especialmente la contractual, dejan una oportunidad en el aire para dar el salto al máximo nivel. Futbolistas como Jaime Mata, Raúl de Tomás, Sergi Guardiola, Borja Iglesias o Michael Santos tienen en común, aparte del acierto de cara a puerta, la ventana abierta para cambiar de equipo la próxima temporada.

Gol a coste cero

Dentro de esta competición, la gran mayoría de los jugadores adoptan una política conservadores en sus acuerdos, firmando sus respectivos clubes contratos de corta duración, lo que les da mayor capacidad de maniobra en su futuro. El máximo goleador de la categoría con 29 tantos, Jaime Mata (29 años, Valladolid), es un ejemplo de ello, puesto que su vinculación expira al término de la presente temporada y ya se especula con que tendría un acuerdo avanzado con el Getafe.

Siguiendo con la lista, Raúl de Tomás (23 años) regresará a la plantilla del Real Madrid, de donde procede a pesar de estar militando actualmente en el Rayo Vallecano como cedido. Los blancos tendrán la decisión en sus manos y todo apunta a que accederá de nuevo a su marcha, posiblemente en forma de venta que permita al club recuperarlo por una pequeña cantidad. El propio conjunto de Vallecas junto a otros equipos como el Valencia, estarían pendientes de la decisión que se toma al respecto.

Otro caso con peso es el de Sergi Guardiola (26 años). A pesar de la trayectoria del Córdoba, sumergido en la pelea por evitar el descenso, este tienen contrato en vigor hasta 2022 con los blanquiverdes. No obstante, la pérdida de categoría abriría aún más el abanico de oportunidades.

La situación con más efecto en Primera División es, quizá, el futuro de Borja Iglesias (25 años). Con un contrato que expira con el Celta de Vigo el 30 de junio de 2019, estos accedieron una cesión que iba a marcar el marco de actuación de los celeste en base a su aclimatación en Segunda, Con un resultado satisfactorio, estos se sentaron con el delantero gallego, quien ahora marca las pautas de un acuerdo que no está del todo encaminado a producirse y que deja en el aire su destino.

Cerrando el Top 5, aparece en escena la figura de Michael Santos (25 años), cuya propiedad recae sobre un Málaga con el deseo de contar con él en la categoría de plata, algo que no parece contar con el favor del futbolista, quien se ve capacitado para seguir su progresión hacia arriba y no repetir etapa en la división. Desde el propio Sporting de Gijón, equipo en el que actualmente milita, y con el presunto interés de más de un club de Primera.

Además de estos, nombres como el de Juan Camilo ’Cucho’ Hernández (19 años), quien regresará a un Watford que casi con seguridad procederá a hacer caja con el joven talento colombiano, o Gonzalo Melero (24 años), también en el Huesca y cuyas prestaciones invitan a dar un salto a le élite que bien le podría llegar en el propio conjunto oscense de lograr el ascenso y que, de no ser así, peligraría su continuidad.