Las últimas temporadas en Segunda División están dejando registros realmente meritorios en lo que hace alusión a la lucha por ser el máximo goleador de la categoría. En la campaña 2016-2017 ese honor correspondió a Joselu, delantero del Lugo por aquel entonces, que fue el pichichi con 23 goles (uno más que Jorge Molina y Roger). Tampoco hizo mala temporada Ángel, que aún milita en el Getafe, y que concluyó el curso futbolístico con la friolera de 21 dianas.

Jaime Mata, luciendo la elástica del Real Valladolid, fue el principal artillero de la Liga 1|2|3 el año anterior después de destaparse en esta faceta con una cifra histórica: 33 tantos. El actual ariete del Getafe fue seguido por Raúl de Tomás, que materializó 24 dianas, mientras que Borja Iglesias y Sergi Guardiola empataron en la tercera posición del pichichi con 22 goles.

El presente curso 2018-2019 iba a ser de claro dominio de Enric Gallego, quien estaba haciendo lo indecible para garantizar la continuidad del Extremadura en la categoría de plata del deporte rey en nuestro país. Su incorporación al Huesca, donde también ha rendido a un gran nivel, ha permitido que Álvaro Giménez, delantero del Almería, se haya colocado en la primera plaza de la lista de anotadores con 18 dianas, dos más que Quique González, el killer pucelano del Deportivo de la Coruña.

Gallego suma de todos modos 15 tantos, uno más que Rubén Castro, que aún sigue dando guerra en Las Palmas. Juan Muñoz, jugador del Alcorcón, acumula hasta la fecha la nada desdeñable cifra goleadora de 13 dianas en Segunda División. ¿Quién acabará sucediendo a Mata en el galardón de máximo realizador de LaLiga 1|2|3?