Imaginamos que a estas alturas a nadie ya le sorprenderá que el Benfica sea una de las escuadras que mejor vende en el planeta fútbol. Muchas estrellas de la actualidad han defendido previamente sus colores, y casi siempre las águilas lograron grandes traspasos que dejaron una interesante plusvalía en sus arcas.

Pero también ha sucedido lo mismo con otros futbolistas, en este caso formados en las propias categorías inferiores del club luso. Al conocerse que Umaro Embaló se irá al RB Leipzig a cambio de una cantidad que ronda los 15-20 M€, el diario A Bola hacía este viernes un repaso de otras grandes ventas de canteranos.

El récord lo tiene Ederson, con 40 M€ en las arcas tras su marcha al Manchester City. Cerca le sigue Renato Sanches, que fue al Bayern Múnich a cambio de 35 M€, así como Gonçalo Guedes, vendido hace un año al PSG por 30 M€. O Víctor Líndelöf, traspasado por la misma cantidad al Manchester United. Sin olvidarnos de Nelson Semedo (30,5 M€ más variables pagó el FC Barcelona) o Jan Oblak, ahora en el Atlético de Madrid.

Son jugadores que han pasado por las categorías inferiores del club lisboeta, el cual ha ingresado 240 M€ en 7 años desde la venta de Rony Lopes al Manchester City. Bernardo Silva, Ivan Cavaleiro y Joao Cancelo están también entre esas ventas millonarias.