Una vez resuelta su salida del Real Madrid, el internacional portugués (52 partidos, 5 goles) eligió irse a casa, a su club de origen, el Rio Ave. Una elección increíble para el nativo de Vila do Conde, la ciudad del equipo en cuestión, que venía de una temporada en préstamo en el Sporting de Portugal (25 partidos en Liga NOS, 1 gol). Después de ponerse a tono en los entrenamientos, Fabio Coentrao debutó a las órdenes José Gomes contra Boavista (2-1, sexta jornada, 29 de septiembre).

Alineado como extremo izquierdo durante 63 minutos del partido, fue aclamado por su valentía e inteligencia, y recibió una nota de 6/10 en la crónica de O Jogo. Alentando por esos buenos primeros pasos, se confirmó como titular contra el Sporting Braga este pasado sábado (1-1, séptima jornada). Una vez más en el centro del campo, aunque en banda derecha esta vez, el ex del AS Monaco jugó 81 minutos, siendo ya decisivo al ofrecer el gol del empate a Gelson Dala (34). «Jugó de centrocampista ofensivo derecho. Era un peligro constante cuando regresaba encaraba por su banda. Así es como dio a Dala el gol», dijo Record al día siguiente, eligiéndolo MVP del partido.

"Sigo vivo, al contrario de lo que pensaba mucha gente"

Los elogios también se reflejaron en el diario O Jogo. «Dominó bien toda su banda y sirvió bien en tareas ofensivas, iluminando a Gelson Dala con un pase magistral. De sus pies salieron centros peligrosos», dice este diario, con un nuevo 6/10 en su puntuación. El jugador se mostraba satisfecho tras el partido: «Estoy contento con este punto ganado en casa de un candidato al título, estamos en el camino correcto. Si seguimos jugando como hoy, tendremos muchas alegrías».

«Siempre es bueno volver a casa. Es el club que me ayudó a ser quien soy y quiero ayudar tanto como pueda. Me sentí cómodo de centrocampista, es una posición que conozco bien», afirmó. Ya empieza a ver la luz al final del túnel. Una situación que no dejó de saborear. «Pasé por un período de gran tristeza, pero sigo vivo, al contrario de lo que muchos pensaban», concluyó. Fabio Coentrão no está muerto y pretende seguir demostrándolo.