Era uno de los delanteros seguidos por el FC Barcelona antes de que llegara Paco Alcácer en la última temporada de Luis Enrique. Se entendía perfectamente con Neymar en la selección olímpica de Brasil, tenía un gran futuro por delante tras haber brillado en el Santos y se lo rifaban muchos equipos. Pero finalmente Gabigol se fue al Inter de Milán.

Aunque las cosas no le fueron como esperaba. El gran estado de forma de Mauro Icardi y la falta de confianza de sus entrenadores le privaron de tener minutos (9 partidos, 1 gol). Por eso se fue cedido al Benfica, donde las cosas no han cambiado mucho para él, ya que solamente ha participado en 4 encuentros hasta la fecha (1 gol).

La gran competencia que tiene con Jonas, Haris Seferovic y Raúl Jiménez ha propiciado que no tenga minutos, si bien para un jugador de 21 años y que aspira a ser una de las estrellas de Brasil esto no puede ser ninguna excusa. El caso es que no consigue tener continuidad, y por eso su hoy A Bola explica que ya piensa el atacante en un cambio de aires.

Mientras tanto, su representante Wagner Ribeiro ha hablado para UOL Esporte sobre su situación: «Todavía tiene muchas cosas para demostrar y necesita continuidad y ritmo, un jugador es como un avión: necesita volar. Dejó Brasil con el oro olímpico bajo el brazo, era campeón con el Santos y convocado con Tite por Brasil. En Italia no pudo jugar, ¿cómo puede mostrarse sin jugar? Está en Portugal para ayudar y mostrar su potencial».