A falta de saber lo que sucederá esta temporada, en la que el Sevilla lucha actualmente en tres competiciones (en la Liga lo hace por amarrar una plaza europea), ya parece claro que el conjunto de Nervión podría perder a al menos una estrella. Lo dejaba entrever el propio Monchi hace unos días en una entrevista.

«A día de hoy tenemos una solvencia para no tener que estar pendientes de un ’Plan A’ o ’Plan B’. Ya hay una ruta marcada, y lograr o no la cuarta plaza no condiciona el proyecto. Lo tenemos asumido. Si los ingresos son menores tenemos que vender más, si no, pues menos. Que este verano tendremos que vender a un futbolista, pues seguramente, pero es un modelo que nos ha servido y que seguimos manteniendo. Antes teníamos que vender cuatro o cinco; ahora es mucho menor, y nosotros marcamos los tiempos», afirmaba el director deportivo.

Los focos han apuntado ya a jugadores como Grzegorz Krychowiak, Yevhen Konoplyanka (pretendidos en Inglaterra), Kevin Gameiro (vinculado recientemente con el FC Barcelona) o Sergio Rico (el Liverpool lo quería). No cabe duda de que cualquiera de ellos dejaría unos buenos ingresos, pero supondría perder a piezas importantes, como en su día ocurrió con Ivan Rakitic, Aleix Vidal, Alberto Moreno o Carlos Bacca.

Más opciones de cambiar de aires tienen Éver Banega y José Antonio Reyes, pero en sus casos parece que dejarán menos dinero en las arcas. Otro que sonaba para irse lejos ha sido Fernando Llorente, que incluso ha tenido ofertas desde China (lo que supondría una buena inyección económica). El argentino es sin duda el más importante de estos tres, pero como su marcha se antoja inevitable, ya se trabaja desde hace tiempo en su recambio.

Así que la pregunta es inevitable, ¿le conviene al combinado andaluz perder a otro pilar? En principio parece un gran hándicap para afrontar el curso que viene y la experiencia demuestra que esas salidas dejan huella. Sin embargo, el equipo sevillista ha demostrado que sabe sobreponerse a todo. La respuesta, una vez más, la tendrán Monchi y Unai Emery.