El pasado verano, consciente de que sus opciones de abrirse paso en el primer equipo del FC Barcelona eran muy limitadas, el joven Marc Cucurrella (20 años) decidió aceptar la propuesta del Eibar, conjunto que le ofrecía la posibilidad de actuar como cedido durante la presente temporada. Seis meses después, ya puede decirse sin miedo a equivocarse que su apuesta ha resultado ganadora.

Y no solo por el hecho de que hasta la fecha haya podido acumular un total de 21 partidos oficiales, en especial porque bajo la tutela de José Luis Mendilibar, el de Alella ha pasado de ser un prometedor lateral zurdo a convertirse en un futbolista capaz de desenvolverse con soltura tanto en esa demarcación como en el interior izquierdo. «Quizá nos sorprende verle en una posición que no es natural para él, porque venía jugando más de lateral izquierdo que como interior (...) Es un chaval que ni es rápido ni es fuerte... En todas las mediciones que hacemos con todas las máquinas que tenemos, no entra en ninguna medición. Con esos datos no le firmas nunca. Pero es futbolista, muy listo, elige bien... eso es Marc Cucurella», reconoció el preparador armero tras la exhibición del catalán en el choque ante el Real Madrid.

Como cabía esperar, su rendimiento no ha pasado desapercibido. De hecho, una información que acaba de publicar CalcioMercato.it asegura que al menos un conjunto de la Serie A, el AC Milan, y otro par de la Bundesliga, Borussia Dortmund y Borussia Mönchengladbach, se están planteando su contratación de cara al verano que viene.

En el actual contrato de cesión del futbolista se ha estipulado una opción de compra de 2 M€ que, con casi total seguridad, ejecutará la entidad guipuzcoana al término del curso. Eso sí, el FC Barcelona podría recuperarle abonando 4 M€, por lo que no sería extraño que cualquiera de los clubes interesados se vea obligado a negociar con el Barça para finalmente poder completar su fichaje.