Se está resistiendo a prescindir de él y se ha disparado solicitando 180 M€ para comenzar a negociar su venta. Sin embargo, en el Manchester United son conscientes de la posibilidad de perder a Paul Pogba este verano. Convertido en prioridad de un Real Madrid que quiere cumplir con las demandas de Zinedine Zidane, el internacional francés es el número uno en todas las apuestas.

Mientras tanto, los diablos rojos mantienen distintos frentes abiertos con el claro objetivo de encontrarle un relevo de primer nivel. Uno de los últimos nombres propios que ha aparecido en escena ha sido el del futbolista serbio Sergej Milinkovic-Savic, por el que está dispuesto a pagar nada menos que 80 M€ a la Lazio.

Desde el Real Madrid, mientras tanto, se apuesta por la calma. Así lo recuerda la información que podemos encontrar en El Español, fuente según la cual el conjunto merengue es consciente de que todavía resta alrededor de un mes y medio para el cierre del mercado de fichajes. Con las incorporaciones ya cerradas de Rodrygo, Militao, Jovic, Mendy y Hazard, el equipo de Chamartín no quiere cerrarse ninguna puerta y aguarda para ver cómo evolucionan los acontecimientos.

La gran prioridad es el citado Paul Pogba, aunque también hay otros frentes abiertos que no se descartan. Concretamente, se trata del brasileño Neymar (pese a la información del diario As en la que se afirmaba que había sido descartado) y Kylian Mbappé, futbolistas del Paris Saint Germain que llevan en la agenda desde hace años.