El Atlético de Madrid vivió un verano marcado por la sanción de la FIFA, que le impidió inscribir a Vitolo y también demoró el fichaje de Diego Costa hasta que el mercado estuvo cerrado. Pero eso no impidió que hubiera salidas del combinado colchonero, y ahora vamos a hablar de esos jugadores que se fueron.

- Theo Hernández (Real Madrid): Fue el traspaso más caro sellado por el club madrileño el pasado verano, pero no fue una venta sino que el Real Madrid pagó su cláusula de rescisión. Un fichaje por tanto polémico, que se gestó meses atrás, de manera que el club blanco se aseguraba a uno de los talentos con más futuro de su vecino y rival.

Esta campaña es suplente de Marcelo en las filas del club merengue, con el que ha participado en un total de 8 encuentros hasta la fecha. Aunque a sus 20 años se trata de una apuesta de futuro del equipo madridista que todavía tiene que acabar de explotar.

- Rafael Santos Borré (River Plate): El colombiano se marchó a cambio de 3 M€ a los millonarios, después de haber estado cedido en el Villarreal el curso pasado y no contar para Diego Simeone. Por el momento ha participado en 11 compromisos de su equipo, en los que ha sumado un total de 2 goles.

- Amath N’Diaye (Getafe): La temporada pasada estuvo cedido en el Tenerife, donde rindió a un buen nivel, y en este ejercicio defiende los colores del club azulón, que pagó otros 3 M€ por su traspaso. De momento va entrando en los planes de José Bordalás, y suma 13 encuentros (1 gol) hasta la fecha.

- Alessio Cerci (Hellas Verona): Uno de los peores fichajes del club rojiblanco en los últimos años, regresó gratis a Italia a las filas de este modesto club. Y al menos el atacante ha encontrado continuidad, pues suma 11 partidos (1 gol) con su nuevo conjunto.

-  Bernard Mensah (Kasimpasa): Uno de los eternos cedidos del Atlético de Madrid, que a sus 23 años se fue en este caso a Turquía. Un destino novedoso para el ghanés, que sin embargo está siendo una buena apuesta para él al tener por ahora continuidad (13 choques, 2 goles).

- André Moreira (Sporting de Braga): Este portero de 21 años también necesitaba minutos, pero en su caso no está teniendo demasiados en su regreso a Portugal (2 partidos). De forma que es probable que dentro de unos meses el club colchonero tenga que tomar una decisión con él.