El Atlético de Madrid arrancó la campaña con sensaciones positivas. Pleno de triunfos en las 3 primeras jornadas de LaLiga Santander, situándose en lo más alto de la tabla con una ventaja de 5 puntos sobre sus principales rivales en la carrera por el título: FC Barcelona y Real Madrid. No obstante, ese inicio tan positivo (9 de 9 puntos) se ha diluido con el transcurso de la competición.

Los colchoneros ocupan la quinta plaza de la clasificación, empatados a 16 puntos con Real Sociedad y Sevilla. De hecho, tienen por delante a culés (19) y merengues (18), sin dejar de lado a un Granada que cada vez es más una realidad que una revelación (17 puntos suman los de Diego Martínez). La diana de libre directo de Dani Parejo fue un jarro de agua fría para el plantel rojiblanco, que pudo ser aún mayor de no ser por la tremenda intervención de Jan Oblak al de Coslada.

Tal y como apunta el diario As, Diego Pablo Simeone ha igualado su peor inicio en el banquillo colchonero en el torneo de la regularidad de nuestro país, que aconteció el curso anterior. El Wanda Metropolitano era un fortín inexpugnable, pero Celta de Vigo, Real Madrid y el propio Valencia han sumado sendos empates que alejan al Atleti de sus aspiraciones por conquistar la anhelada Liga (la última fue en la campaña 2013-2014 en el Camp Nou).

Simeone y sus pupilos tendrán todos sus sentidos puestos en la importante cita de esta semana en la Liga de Campeones, donde los rojiblancos medirán sus fuerzas con las del Bayer Leverkusen en la capital de España (martes 22 de octubre, 18:55 horas). El Atlético ha sumado 4 de los 6 puntos que se han jugado hasta la fecha en la fase de grupos de la Champions, una vez que salvó un empate frente a la Juventus de Turín y noqueó al Lokomotiv de Moscú. ¿Logrará la victoria contra los germanos?