Ayer mismo, el Atlético de Madrid confirmaba que, tras varios meses de intensas negociaciones, había logrado al fin alcanzar un principio de acuerdo con el Chelsea para que el delantero hispano-brasileño Diego Costa termine regresando a la entidad colchonera

Aunque su definitivo desembarco aún está pendiente del pertinente reconocimiento médico y de la firma del nuevo contrato, parece claro que el jugador retornará definitivamente a España tras el pago de una cantidad que los medios sitúan en cantidades que fluctúan entre los 60 y 70 M€.

Ya que se trata de una cifra sin duda elevada que supera con creces los algo más de 40 M€ abonados por los blues en 2014, la prensa de las islas cree que detrás de este movimiento se encuentra el hecho ya inevitable de que el actual referente ofensivo de la entidad, Antoine Griezmann, se marchará al Manchester United al término de la presente temporada.

De hecho, y según explica The Independent, si los madrileños han terminado haciendo un esfuerzo económico tan importante es porque saben que van a necesitar otro punta de garantías de cara al curso que viene y porque son conscientes de que con el dinero que reciban por el galo podrán sufragar los gastos que ha conllevado el fichaje de Costa.