16 goles en 15 jornadas de Liga. Ésa es la cifra que preocupa, y mucho a Diego Simeone. En el presente arranque de temporada, el Atlético de Madrid ha perdido gran parte de su potencial ofensivo hasta el punto de convertirse en uno de los conjuntos con menos puntería de la Liga (solo los últimos seis clasificados presentan peores estadísticas).

Para tratar de solventar este problema, la directiva se ha lanzado ya al mercado en busca de un nuevo delantero. En principio, su gran anhelo no era otro que Rodrigo Moreno, pero tras constatar que el jugador no termina de alcanzar este curso su mejor nivel (suma 3 tantos en 17 partidos), la directiva ha decidido impulsar el fichaje del ariete que realmente desea el Cholo, el uruguayo Edinson Cavani (32 años).

A priori, la situación actual del jugador resulta ideal para abordar una negociación en enero, ya que juega un papel secundario en los planes de su técnico, el alemán Thomas Tuchel (solo 4 partidos como titular), y acaba contrato con el París Saint-Germain al término del curso. Sin embargo, para poder acometer su contratación, los rojiblancos deberán primero convencer a un futbolista que cuenta con numerosos pretendientes y, además, aligerar la masa salarial de su actual plantilla. En este sentido, el diario As apunta a Thomas Lemar y Marcos Llorente como jugadores que podrían ser sacrificados.

Pero los planes para mejorar los registros goleadores de su escuadra no acaban aquí. Según añade el rotativo, de cara al curso que viene, los dirigentes colchoneros ya tienen en mente lanzar sus redes sobre el versátil y prometedor atacante inglés Jadon Sancho (Borussia Dortmund). Al igual que Cavani, este jugador también cuenta con una amplia legión de pretendientes entre los que figuran Real Madrid y FC Barcelona.