Buenas noticias para el Real Madrid. El conjunto de Chamartín, a la caza y captura de nuevas piezas con vistas a la temporada que viene, tiene entre los grandes nombres propios a seguir al centrocampista Christian Eriksen. El buen rendimiento que está ofreciendo el futbolista danés en las filas del Tottenham, unida a la próxima finalización de su contrato el 30 de junio de 2020 le convierten en una alternativa muy a tener en cuenta con vistas al curso que viene.

De este modo, pese a que el gran anhelo del técnico francés Zinedine Zidane es su compatriota Paul Pogba, las altas demandas por parte de un Manchester United que no pondría nada fácil su marcha podrían disparar su precio y convertirle en una opción inaccesible. Es precisamente por esta razón por la que no conviene no dar por cerrada la vía que conduce al danés.

Y parece que se trata de una opción factible. Al menos, esto es lo que se desprende de la información que podemos encontrar en las páginas del tabloide inglés Daily Express, fuente según la cual el Tottenham vería con mejores ojos la posibilidad de vender al futbolista de 27 años (8 goles, 16 asistencias en 42 partidos este curso) al Real Madrid por delante de un Manchester United que también se ha posicionado en la carrera por su fichaje. La mala relación entre los spurs con la escuadra de Old Trafford tras el fichaje de Dimitar Berbatov provocó que ya se frenara la posibilidad que tenía como protagonista a Eric Dier en 2017 y ahora se repetiría con Eriksen.

Además, la fuente antes citada señala también que el presidente de la escuadra londinense Daniel Levy aceptaría negociar la marcha del jugador con destino al Santiago Bernabéu a partir de 100 M€, motivo por el que habrá que estar muy atentos a esta posibilidad en el próximo mercado estival de fichajes.