El pasado martes, Zinedine Zidane se vio obligado a recurrir al filial para cubrir la baja de última hora del brasileño Casemiro. El técnico reclamó a Óscar Rodríguez (19 años), centrocampista que viene completando una notable temporada con el Real Madrid Castilla y que ya realizó la última pretemporada con el primer equipo.

Aunque no llegó a acumular minutos ante el Espanyol, lo cierto es que sus notables prestaciones con el filial y su buen rendimiento en la última Eurocopa Sub’19 han resultado más que suficientes para concitar el interés de, al menos, dos grandes clubes del continente.

Según cuenta el diario The Sun, tanto Chelsea como FC Barcelona siguen sus evoluciones desde hace meses y ya se plantean lanzar sus redes sobre este completo medio que destaca por su visión de juego, su habilidad con el balón en los pies y su sensacional golpeo de media distancia, una cualidad ésta que ya acreditó en pretemporada al anotar un soberbio gol ante el Manchester City.

Pero además de por todas esas cualidades, el de Talavera de la Reina resulta muy interesante por el hecho de acabar contrato en junio. Aunque el Real Madrid está haciendo todo lo posible por renovarle, parece claro que si no le garantiza un puesto en el primer equipo en un futuro a corto plazo, su continuidad se antojará muy complicada.