Una vez cumplidos los 32 años, Lionel Messi tiene a partir de junio de 2020 una cláusula en su contrato por la que puede abandonar si lo desea el FC Barcelona. Siempre y cuando avise a la escuadra azulgrana antes de finales de mayo, como matiza ahora Mundo Deportivo.

Se trata de una concesión del conjunto azulgrana a su gran estrella, que lleva más de 15 años en la élite y es por méritos el mejor jugador de la historia de la entidad. Pero, aunque las alarmas en Can Barça saltaban tras la noticia, el citado diraio habla del asunto hoy en su portada y matiza algunas cosas.

Explica este diario que esa condición la exigió el propio jugador para ser dueño de su futuro, aunque en el club están tranquilos al respecto, convencidos de que quiere cumplir su contrato y continuar hasta 2021 o seguramente 2022 que es el año del Mundial de Catar, probablemente el último al que acuda.

La siguiente idea del club será ofrecerle una renovación vitalicia similar a la que tuvo Andrés Iniesta, y que dejaría otra vez en sus manos la posibilidad de decidir cuándo quiere parar, cambiar de aires o retirarse. Eso sí en el FC Barcelona ya se trabaja para la era post Messi, que será complicada.