Todos los equipos se están moviendo en este mercado de fichajes a excepción de uno, el Athletic Club. La entidad bilbaína se ha reforzado de su propio filial pero no ha realizado un fichaje de fuera hasta el momento. Quizás el conseguir retener a Aymeric Laporte sea la gran noticia del mercado estival para los leones.

Y curiosamente el refuerzo podría llegar del eterno rival, la Real Sociedad. Y es que la directiva vasca quiere ver a Mikel Oyarzabal correteando sobre el césped de San Mamés. Ya intentó su fichaje en su etapa como juvenil, pero no fue a más. Ahora insiste de nuevo y amenaza con pagar la cláusula de rescisión de 40 M€ que presenta el atacante txuri urdín, según informa Diario Vasco.

El jugador de 19 años es una de las perlas de las que dispone la entidad de San Sebastián y no quieren desprenderse de ella y mucho menos para venderlo al vecino y el propio futbolista quiere seguir jugando en Anoeta. Tiene contrato hasta 2021 que renovó hace poco con una mejora salarial, pero el cuadro de la ciudad de Bilbao está dispuesto a mejorar dichas condiciones económicas. De producirse el traspaso sería uno de los bombazos del mercado de fichajes, tanto por el gran talento que conseguiría el Athletic Club, como por el morbo de ver la siguiente temporada a Mikel Oyarzabal enfrentarse al equipo que lleva desde pequeño en su corazón.