El Atlético de Madrid ha decidido cubrirse las espaldas. Aunque no tiene intención de facilitar su salida, la directiva entiende que tal vez la marcha de Antoine Griezmann acabe resultando inevitable y que lo más conveniente es ir localizando ya a un jugador que, llegado el caso, pueda ocupar su espacio.

En este sentido, una información del diario Bild sitúa en el punto de mira de los colchoneros a uno de los delanteros más eficaces del panorama europeo, el alemán Timo Werner (21 años). Es más, el rotativo señala que varios ojeadores del combinado español viajaron el pasado hasta tierras germanas para seguir sus evoluciones en el choque que midió al RB Leipzig y el Augsburgo.

Su fichaje, eso sí, se antoja una tarea complicada. Y no sólo por la competencia que pueden ejercer clubes de la talla del Real Madrid, el Chelsea o el Manchester City, en especial por el hecho de que su club no tiene intención alguna de darle salida. «Timo definitivamente sabe que todavía juega con nosotros y que lo hará la próxima temporada. También estamos en conversaciones para ajustar y extender su contrato», espetó recientemente Ralf Ragnick, director deportivo de la entidad, durante una entrevista concedida a Kicker.

Forjado en la cantera del Stuttgart, Werner no dio un verdadero impulso a su carrera hasta que se puso a las órdenes de Ralf Hasenhüttl, técnico que ha logrado impulsar su carrera y convertirle tanto en el principal referente del combinado del Red Bull Arena (51 partidos de Bundesliga, 31 goles) como en uno de los nuevos líderes de la Selección de Alemania absoluta (10,7).