La baja de Diego Costa ha trastocado seriamente los planes de Diego Simeone para el ataque en el Atlético de Madrid, porque el delantero español estará varias semanas de baja y aunque la Champions League vivirá el martes su última jornada (los rojiblancos dependen de sí mismos para pasar como primeros de grupo), ni la Liga ni la Copa del Rey esperarán al goleador en jornadas decisivas.

De manera que, teniendo en cuenta la escasa facilidad encontrada este curso por los subcampeones de la Liga para hacer goles, se plantean seriamente el fichaje de otro delantero. Ni Nikola Kalinic o Gelson Martins terminan de convencer al técnico, y tampoco derriban la puerta cuando son alineados.

Por tanto, el diario Marca explica este viernes que en el club madrileño comienza a cobrar fuerza la idea de que pueda llegar un goleador que hace tiempo está en la agenda. Aunque para ello debería haber alguna salida, a fin de no sobrepasar el límite salarial de la entidad. El elegido sería Maxi Gómez.

Autor de 7 dianas en 13 partidos, el joven uruguayo de 22 años ha demostrado sobradamente sus cualidades goleadoras en las filas del Celta de Vigo, y es del agrado del Cholo desde hace tiempo. Sin embargo tiene una cláusula de rescisión de 50 M€, lo que supondría tener que hacer una gran inversión en enero, aunque los gallegos estuvieran dispuestos a negociar.