La portería del Atlético de Madrid podría experimentar un significativo cambio durante el presente mercado estival. Aunque no tiene intención alguna de facilitar la marcha del esloveno Jan Oblak, la directiva sí valora la posibilidad de variar la identidad de su principal recambio.

Durante la fase final del último curso, este rol recayó en los hombros de Axel Werner, arquero que tuvo que dar un paso al frente tras la marcha de Miguel Ángel Moyá a la Real Sociedad y que, además, cumplió con nota en los tres partidos que tuvo la oportunidad de disputar.

Precisamente por eso, porque entiende que un portero con tanto futuro no puede limitarse a esperar su oportunidad en el banquillo, la entidad colchonera estudia seriamente la posibilidad de cederle a un equipo que le garantice minutos y le dé la oportunidad de acumular experiencia para, en un futuro no muy lejano, pelearle la titularidad a Oblak u ocupar su espacio en caso de que el ex del Benfica sucumba a algunas de las suculentas ofertas que maneja.

Si finalmente se facilita el préstamo de Werner, el Atlético se lanzará a la caza y captura de un nuevo guardameta que deberá reunir dos requisitos: veteranía y precio asequible. En este sentido, el diario As pone el foco sobre los españoles Vicente Guaita (Getafe, 31 años) y Adrián San Miguel (West Ham United, 31) y el chileno Claudio Bravo (Manchester City, 35). El primero acaba contrato el 30 de junio, por lo que podría aterrizar en el Metropolitano sin coste alguno; mientras que los otros dos podrían tener un coste relativamente bajo al no ser indispensables para sus técnicos.