El Real Madrid ha tenido una semana de vacaciones tras el Clásico que se llevó claramente el FC Barcelona para dejar la Liga casi imposible para los blancos. En estos días hemos tenido muchas reacciones tras lo sucedido en este encuentro, como rumores sobre los posibles fichajes que puede hacer el cuadro blanco.

También críticas sobre las decisiones tomadas por Zinedine Zidane, o el bajo rendimiento de algunos futbolistas. Y uno de los que más alejado parece de su nivel de la pasada campaña es sin duda Marcelo, segundo capitán del equipo y pieza clave en la banda izquierda por sus aportaciones defensivas y ofensivas.

Junto a Dani Carvajal, han sido dos hombres fundamentales en los planes del técnico francés en los dos últimos años, esenciales en el juego del equipo. Pero, aunque sus incursiones en área contraria siguen siendo habituales, no goza de la misma frescura de ideas que en otras ocasiones y tampoco está resultando tan decisivo.

Además, en fase defensiva ha dejado más lagunas que en otras ocasiones, como se vio por ejemplo en el gol de Luis Suárez en el citado duelo ante el FC Barcelona, cuando el brasileño no recuperó a tiempo su posición y permitió que Sergi Roberto asistiera sin oposición.

Necesita por tanto el campeón de Europa recuperar cuanto antes la mejor versión de su lateral, de manera que pueda volver a ser ese puñal por la banda izquierda que da muchos quebraderos de cabeza a sus rivales.