Cuando un equipo desciende, sus mejores futbolistas suelen convertirse en piezas muy cotizadas. Los pretendientes entienden que la pérdida de categoría traerá consigo la incapacidad para mantener determinados salarios y se deciden a lanzar sus redes sobre jugadores que rodeados de otras circunstancias podrían resultar mucho más costosos.

Ése podría ser, a grandes rasgos, el argumento que justifica la información que hoy publica Estadio Deportivo y en la que se asegura que el centrocampista nipón Hiroshi Kiyotake (26 años), perteneciente al ya descendido Hannover 96, «será un nombre a tener en cuenta en el mercado de fichajes» del Sevilla. «Su nombre ha estado ligado al del Sevilla en el pasado y con la marcha de Banega podría entrar de nuevo en los planes de Monchi después de vivir una temporada difícil también en lo personal, unido a un par de desafortunadas lesiones», añade el rotativo.

Forjado en el modesto Oita Trinita de su país, el mediapunta pasó por el Cerezo Osaka y el Nuremberg antes de ser reclutado por un cuadro germano con el que, a pesar de los citados problemas físicos, ha logrado acumular 54 partidos y 9 tantos en dos temporadas.

De Kiyotake gusta su polivalencia (puede moverse por ambas bandas como mediapunta), su capacidad de desborde, su visión de juego (acumula 17 asistencias en dos temporadas) y su sensacional golpeo de balón, cualidad que le acredita como un buen lanzador de faltas. Además, su precio, que según la web Transfermarkt se sitúa en torno a los 4,5 M€ resulta asequible.