El FC Barcelona entra en la pelea por Rodri Hernández. Aunque los medios le han situado ya a un paso del Manchester City, una información que acaba de publicar la Cadena SER asegura que la directiva catalana se está planteando muy seriamente la posibilidad de abonar los 70 M€ que figuran en su cláusula de rescisión del futbolista.

Al parecer, los culés desean seguir renovando su parcela ancha y creen que por su juventud (apenas tiene 22 años), su estilo de juego y su ya amplia experiencia acumulada, el madrileño podría ser un refuerzo idóneo.

Aunque el Atlético de Madrid ya ha dejado claro que no facilitará su salida, su directiva tiene claro que en caso de que algún club pague el citado montante poco o nada podrá hacer por retener al jugador. De hecho, la misma fuente añade que la entidad ya ha comenzado a valorar la contratación de un jugador que, llegado el caso, pueda ocupar su espacio: Marcos Llorente (Real Madrid).

Cuestionado hace unas horas por el incierto futuro de su pupilo, el técnico del Atlético, Diego Simeone, dejó entrever que no las tienen todas consigo y que es probable que el jugador acabe abandonando el club. «Abro la cabeza para entender todo. He hablado con él. Los que apostaron por él fue el Atlético cuando estaba en el Villarreal. Lo que le transmitimos es que tiene 22 años y un montón que mejorar. Se van muchos jugadores y dejan lugares por ocupar», indicó.