Seis temporadas después, Adriano abandonará la disciplina del FC Barcelona. El brasileño ha rondado la puerta de salida en multitud de ocasiones, pero será durante el presente verano cuando termine cruzándola definitivamente. El hecho de que apenas haya participado en 18 partidos esta campaña (sólo 4 veces titular en Liga) es el síntoma más evidente de que su tiempo en el cuadro catalán está a punto de expirar.

Aunque el galo Jérémy Mathieu puede desenvolverse por el costado zurdo de la zaga y, por tanto, minimizar el impacto de su marcha, lo cierto es que la directiva culé ya ha comenzado la búsqueda de un nuevo lateral izquierdo que pueda cubrir las espaldas al intocable Jordi Alba.

Ya que las alternativas de primer nivel que ofrece el mercado son excesivamente caras, la entidad ha decidido establecer contactos con un futbolista que resulta menos mediático, pero que ha rendido a un nivel más que notable desde que recaló en el Lorient (111 partidos, 10 goles), el luso Raphaël Guerreiro (22 años). Tal y como explica Sport, los agentes del carrilero viajaron hace pocos días a la Ciudad Condal para mantener las primeras reuniones con el club catalán y tratar de encauzar un fichaje que podría rondar los 12 M€.

Capacitado para jugar también como extremo, el zaguero ha destacado por su capacidad para incorporarse al ataque sin descuidar sus labores defensivas, cualidades que le han abierto, de par en par, las puertas de la Selección de Portugal (5 encuentros, 1 gol) y que le han servido para también colarse en la agenda de Borussia Dortmund, Arsenal y Liverpool.