La pasada semana, una información de Mundo Deportivo, aseguraba que la directiva del FC Barcelona había descartado la opción de dar salida a Riqui Puig. Los dirigentes consideraban que, pese a contar con ofertas para jugar cedido en una categoría superior, lo mejor para el prometedor futbolista era seguir curtiéndose en el filial, tal y como en su momento ya hicieron los Andrés Iniesta, Xavi Hernández o Thiago Alcántara, jugadores con los que se le viene comparando desde que comenzó a despuntar.

Sin embargo, tras ver como el jugador salía en camilla durante el último choque del FC Barcelona B ante el Llagostera, la entidad ha decidido replantearse la situación y valorar de nuevo la situación del que muchos consideran el gran talento de la cantera azulgrana. Los dirigentes tienen miedo de que alguna de esas entradas que viene recibiendo el centrocampista desde que arrancó el curso resulte más grave y dé pie a una lesión que lastre su carrera.

Según el diario Sport, en el seno del club vuelven a coger fuerza las voces que aseguran que lo mejor para el canterano es salir cedido durante el mercado de invierno a un conjunto de superior categoría. Es más, hay quien considera que lo ideal es que el de Matadepera se marchase fuera de España, para así poder vivir alejado de los focos y tener la oportunidad de crecer con más tranquilidad. «En este sentido, la Eredivisie es la preferida, por ser una competición donde prima el fútbol ofensivo y las entradas duras se castigan con mayor dureza», puntualiza.

Asimismo, el periódico deja abierta la puerta a un ascenso al primer equipo, aunque reconoce que tal vez no sería lo más adecuado, ya que el jugador tendría que competir con demasiados futbolistas (Sergi Roberto, Frenkie de Jong, Sergio Busquets Arthur, Ivan Rakitic, Arturo Vidal y Carles Aleñá). Tal vez la marcha de alguno de ellos en el mercado invernal podría abrirle las puertas, pero a día de hoy sigue siendo una opción más bien remota.