El FC Barcelona no se rinde. Aunque el Chelsea ya ha repelido sus primeras ofertas (la última valorada en unos 60 M€), la directiva azulgrana aún quiere apurar sus opciones de reclutar a un futbolista al que el técnico Ernesto Valverde considera idóneo para mejorar las prestaciones de su plantilla, el brasileño Willian.

Según cuenta el diario Sport, para tratar de derribar la resistencia de los blues, la entidad culé ha trazado ya un plan alternativo que necesita del pleno apoyo del jugador y su entorno. Y es que, tras constatar que los londinenses quieren retener a su pupilo sea como sea, los dirigentes catalanes creen que el posible éxito de la operación pasa porque el propio futbolista presione a la entidad de Stamford Bridge.

Ya que el centrocampista desea dar el salto al Camp Nou, los culés han programado un encuentro con sus agentes en el que pretenden definir esta nueva estrategia. Durante la cita, la entidad les explicará que necesita que el jugador mantenga un diálogo sincero con los mandatarios del Chelsea en el que muestre su deseo de cambiar de aires y exponga como razones algunas tan evidentes como el hecho de que el equipo no disputará este año la Champions League.

De la capacidad de Willian para ablandar la postura de los dirigentes ingleses dependerá el éxito de la negociación, ya que el Barça tiene claro que tampoco hará locuras para reclutar a un futbolista que va camino de cumplir 30 años. «Los 60 millones se consideran ya una cantidad alta y la presión del futbolista podría ser el elemento que llevará a los blues a aceptar la propuesta», concluye el rotativo.