El FC Barcelona no forzará el crecimiento de Riqui Puig (20 años). Aunque en estas últimas semanas se había especulado con la posibilidad de que el futbolista se marchase cedido durante el próximo mercado invernal, lo cierto es que la directiva no tiene intención alguna de abrirle las puertas.

Según relata Mundo Deportivo, tanto dirigentes como técnicos del combinado catalán están convencidos de que lo mejor para el prometedor futbolista es que siga curtiéndose en el filial, tal y como en su momento ya hicieron los Andrés Iniesta, Xavi Hernández o Thiago Alcántara, jugadores con los que se le viene comparando desde que comenzó a despuntar.

En el seno del club culé consideran que, antes de plantear otras opciones, el mediocentro debe primero acumular un buen número de partidos en Segunda B para así poder dar luego el salto con un físico y una mentalidad más fuerte. Además, de esta forma, Ernesto Valverde podrá recurrir a él durante la segunda fase del curso en caso de que lo considere oportuno.

Dotado de un sensacional manejo de balón y de una extraordinaria visión de juego, Puig ha disputado hasta la fecha tres partidos oficiales con el primer equipo. Su debut se produjo el pasado 5 de diciembre de 2018, en el choque de Copa del Rey que midió al FC Barcelona con la Cultural Leonesa y, con posterioridad, el de Matadepera jugó dos partidos más de Liga en la fase final del curso pasado (ante Huesca y Celta de Vigo).