Si estos días comentábamos que el FC Barcelona tenía pensado tirar de cantera el próximo verano para reforzarse si no logra eludir la sanción de la FIFA, se entiende todavía más que la entidad catalana rechazara este verano ofertas por algunos de sus canteranos, tal y como revela hoy una información que recoge Mundo Deportivo.

Adama Traoré ha tenido multitud de novias en Primera, se podría decir que todos los clubes lo han querido (excepto Real Madrid, Atlético, Athletic, Real Sociedad y Espanyol), y también algunos extranjeros como Southampton o Ajax. Y en el caso de Dongou destaca el interés que el Celtic de Glasgow mostró por él.

Continuamos con la última perla azulgrana, Munir El Haddadi, pretendido por Chelsea, Arsenal y Juventus de Turín durante el pasado verano. Curiosamente la Vecchia Signora también quiso a Sandro, mientras que los gunners pusieron sus ojos en el mediocentro Sergi Samper, jugador muy del gusto de Arsene Wenger.

Los dos últimos son Grimaldo y Patric, que compartieron al Liverpool como admirador. Además de eso, el primero tuvo otras novias: Sevilla, Sampdoria y Benfica. Y al último lo han seguido otros tantos combinados: Lazio, que insistió, Hellas Verona, Basilea y Brujas.