Junto a Valencia y Sevilla, seguramente el Arsenal se ha convertido en el principal club desde el que el FC Barcelona ha cerrado sus fichajes en los últimos años. Este inicio de siglo XXI está siendo una etapa muy exitosa para la escuadra catalana, y curiosamente durante ese tiempo se ha convertido el cuadro culé en el mejor cliente del equipo londinense.

Marc Overmars (40 M€), Emmanuel Petit (15 M€), Gio Van Bronckhorst (2 M€), Thierry Henry (24 M€), Aleksandr Hleb (16 M€), Cesc Fàbregas (40 M€), Alexandre Song (19 M€) y Thomas Vermaelen (15 M€), han sido los fichajes realizados por el cuadro culé, que ahora pretende a Héctor Bellerín.

De estos jugadores solamente Van Bronckhorst, Henry y Fàbregas se puede decir que fueron operaciones más o menos buenas por su rendimiento, ya que el resto fueron auténticos fiascos. Y en total supusieron una inversión de 171 M€ para las arcas de la entidad catalana, cifra que podría superar los 200 M€ si se concretara la llegada de Bellerín, gran deseo azulgrana para el lateral diestro.

Obviamente estos precedentes no van a marcar para nada el futuro del joven carrilero, pero es curioso que en lo que va de siglo el combinado culé ha puesto en muchas ocasiones sus ojos en el Arsenal, para el que ha sido un gran cliente. En cambio, las operaciones que se han producido a la inversa apenas han dejado 40 M€ en el club catalán, de los cuales más de 37 fueron de la venta de Alexis Sánchez en 2014.