Cuando el FC Barcelona reclutó a Lucas Digne lo hizo con el deseo de estimular la competitividad de Jordi Alba, un futbolista que parecía intocable para los sucesivos técnicos del cuadro catalán y que había comenzado a dar síntomas de cierto acomodamiento.

Aunque el carrilero ha recuperado este curso su mejor nivel, lo cierto es que su mejoría se debe más a la marcha de Luis Enrique y a la llegada de un técnico con el que mantiene una mejor sintonía, el cacereño Ernesto Valverde, que a la presión que le ha podido meter el ex de la AS Roma. De hecho, de los 30 partidos que hasta el momento acumula con la primera plantilla, apenas dos o tres han resultado realmente destacables. En el resto, el galo se ha limitado a cubrir el expediente.

Consciente de que no puede permitirse un lujo semejante, la directiva del cuadro catalán ha comenzado a valorar la posibilidad de darle salida al término de la presente temporada y de afrontar posteriormente la contratación de un nuevo lateral zurdo que sí pueda apretar las tuercas a Alba.

En este sentido, el diario Sport pone hoy sobre la mesa el nombre de Guilherme Arana. Vinculado en repetidas ocasiones con Sevilla y Atlético de Madrid, el brasileño se ha erigido en uno de los mejores carrileros izquierdos de su país, hasta el punto de que ya hay quien se atreve a compararle incluso con el madridista Marcelo. Aunque su contrato con el Corinthians expira en junio de 2019, el hecho de que la mayor parte de sus derechos pertenezcan a fondos de inversión (sólo el 40 % está en manos del Timao) podría favorecer su salida antes de esa fecha.